4 tratamientos sin cirugía para verte bella en esta época

¿Quieres verte bellísima en esta época de mucho movimiento y festividad? Hola, soy la Dra. Tania Medina, Cirujana Plástica, Estética y Reconstructiva y embajadora del amor propio. Una de mis misiones en la vida es ayudarte a encontrar el amor por tus luces y sombras y sacar la luz que llevas por dentro para que te sientas y te veas como tu mejor versión.

Sé que no todos tuvimos el tiempo para unos retoquitos con cirugía plástica antes de las festividades, y es por esto que hoy te traigo estas cuatro recomendaciones de tratamientos que puedes hacerte para que luzcas espectacular en todas tus fiestas:

Bótox

Disminuye las lineas de expresión y las arrugas temporalmente.

Las inyecciones de bótox bloquean determinadas señales químicas de los nervios, principalmente las señales que hacen que los músculos se contraigan. El uso más frecuente de estas inyecciones es relajar temporariamente los músculos faciales que causan arrugas en la frente y alrededor de los ojos.

Plasma rico en plaquetas

Me encanta porque pone la piel como la nalguita de un bebé.

El PRP se define como una fracción de plasma obtenido de sangre autóloga que tiene una concentración de plaquetas superior a la del plasma en condiciones basales. El PRP contiene no solo un alto nivel de plaquetas, sino también de los factores de crecimiento que son secretados activamente por las plaquetas.

Profhilo

Produce un efecto tensor e hidratación máxima en la piel.

Profhilo es un bioestimulador, actuando directamente en las 3 capas de la piel; Epidermis – Dermis e Hipodermis, logrando de esta manera tensar la piel, suaviza líneas finas y rejuvenece el rostro. No es capaz de rellenar ni dar volumen, sino que restaura los componentes de la piel que se pierden con el paso del tiempo.

Ácido hilaurónico

Para rellenar líneas de expresión que nos disgustan y añadir volumen a otras áreas.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra en numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo como, por ejemplo, en el tejido conectivo que sostiene la columna vertebral, en los cartílagos, en el líquido sinovial de las articulaciones o en nuestra epidermis. Con el paso del tiempo, la presencia de esta sustancia disminuye notablemente, lo que produce, entre otras razones, el envejecimiento de la piel y, con ello, la aparición de arrugas, flaccidez o pérdida de firmeza.

¿Cuál vas a probar? Contáctame para conocer el que más te conviene.