Candidatos a cirugía plástica

Para intentar cambiar nuestro exterior, primero debemos trabajar en nuestro interior.

Por ello, en mi consultorio laboro junto a un equipo multidisciplinario de psicólogos y psiquiatras con el fin de abordar el tema de salud mental de cada paciente antes de realizarles sus respectivas cirugías.

Y es que es sabido que las personas deben estar en completo estado de salud física, mental y espiritual como paso previo indispensable al quirófano.

Esto, porque es sumamente necesario equilibrar mente, cuerpo y espíritu, pues recuerda que se avecinan muchos cambios que te van a encantar, sí, pero que también son retadores.

¿Por qué?

Porque luego de despertar de la anestesia, puedes sentir dolor, sensibilidad y problemas de movilidad que irán resolviéndose sólo con el pasar de los días.

Sin embargo, hay otro punto, y es que cualquier persona es propensa a sufrir de depresión postquirúrgica, que es muy parecida a la depresión postparto.

Por esa razón, ¡debemos estar preparados mentalmente!

Y es allí donde radica la importante de la preparación holística antes de cada cirugía plástica.