¿Cómo he formado mi reputación?

En estos años de experiencia como cirujana plástica, me he enfocado fundamentalmente en intervenir varias partes del cuerpo. Las mamás, la lipo, la abdominoplastía y el BBL son las operaciones más comunes en mi quirófano.

Aunque, hoy por hoy, para nadie es un secreto que la tendencia es el relleno de glúteos.

También realizo algunos tratamientos faciales (no quirúrgicos) como el botox, el ácido hialurónico, el plasma, y mi favorito de todos los tiempos, el profilo, que es una herramienta nueva y espectacular que ha llegado a mi consultorio.

Aproximadamente unos 8 mil pacientes han pasado por mi quirófano a lo largo de todos estos años ejerciendo. Y de ellos, el 99% son extranjeros.

Son 8 mil pacientes que ahora forman parte de mi familia y de mi vida. De hecho, siempre estoy en contacto con ellos y, por lo general, nunca convrsamos acerca de nada relacionado a las cirugías plásticas.

Y el dato más curioso es que me he convertido en madrina de más de 500 niños alrededor de todo el planeta gracias a esta relación tan íntima que tengo con mis pacientes.

Por esto, y por mucho más, estoy agradecida con la reputación que me he formado, pues lo hago desde el amor por lo que hago…