¿Cómo se realiza el autoexamen de mamas?

El mejor momento para practicarse un autoexamen de mamas es, aproximadamente, de 3 a 5 días luego del comienzo de la menstruación. De hecho, lo más recomendable es realizarlo siempre al mismo momento cada mes, ya que las mamas no se encuentran tan sensibles o presentan tantas protuberancias durante ese tiempo de tu ciclo menstrual.

Asimismo, si ya llegaste a la menopausia, procura llevar a cabo el autoexamen el mismo día todos los meses.

Ahora te explicaré brevemente cómo hacerlo…

Empieza por acostarte boca arriba, pues es más fácil examinarse todo el tejido mamario si estás acostada.

-Coloca la mano derecha por detrás de la cabeza. Con los dedos del medio de la mano izquierda, presiona suavemente pero con firmeza haciendo movimientos pequeños para examinar toda la mama derecha.
-Luego, estando sentada o de pie, palpa la axila, ya que el tejido mamario se extiende hasta dicha zona.
-Presiona suavemente los pezones para verificar si hay secreción y repite el proceso en la mama izquierda.

Posteriormente, párate frente a un espejo con los brazos a los lados.

-Mira las mamas directamente y en el espejo. Busca cambios en la textura de la piel, como por ejemplo hoyuelos, arrugas, abolladuras o piel que luzca como cáscara de naranja.
-Igualmente, observa la forma y el contorno de cada mama.
-Chequea si el pezón está hundido.

Realiza el mismo procedimiento con los brazos elevados por encima de la cabeza.

Recuerda que tu objetivo es acostumbrarte a sentir sus senos, ya que esto te ayudará a encontrar lo nuevo o lo diferente. Y si lo encuentras, por favor acude al médico de inmediato.

¡Sálvate!