¡Cuidado! A veces lo barato sale caro…

Durante un proceso operatorio pueden ocurrir muchos eventos no deseados. Por esa razón, antes de realizarte una cirugía plástica, debes asegurarte de que el sitio escogido esté habilitado

¿Por qué lo digo?

Porque, en esos lugares, nunca sabrás si la ropa quirúrgica y los instrumentos están esterilizadas, o si cuenta con una unidad de cuidados intensivos, que es muy importante…

Y esto, sólo por poner un ejemplo.

Por eso reitero que, a veces, lo barato sale caro, porque si tú te vas a un sitio que no es más que una habitación, a colocarte biopolímeros en los glúteos simplemente porque te cuesta USD$ 1.000, y en otro sitio te estaban cobrando USD$ 4.000, puede que al momento pienses que todo saldrá perfecto.

Luego, te pasas la vida entera literalmente llorando por esa decisión.

¿No pagas muchísimo dinero por un seguro de carro? ¿Y entonces? Tu cuerpo, que es tu templo, ¿no lo vale? Es decir, prefieres pagar menos por él…

Por eso yo recomiendo que sean extremadamente exquisitos al momento de elegir dónde se van a realizar la cirugía…