El Cirujano Plástico

Recientemente  leí una  publicación muy interesante  e informativa en un periódico de otro país, sobre el cirujano plástico, adaptándola al nuestro, me pareció  importantísimo  y  oportuno dedicar estas líneas a compartirla.

El cirujano plástico es un médico cirujano titulado que realiza estudios de especialización seis años, para obtener el título de cirujano plástico, estético, maxilofacial y de la mano. Puede subespecializarse en cirugía de mano o reconstructiva.

Para ser miembro de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética, SODOCIPRE, que agremia a estos profesionales se somete a una revisión ética y científica, lo que incluye el estudio de su hoja de vida, la verificación del entrenamiento y su nivel de actualización, entre otros aspectos. Estas medidas no las toman las personas que son capaces de realizar estas cirugías sin la preparación seria y necesaria, poniendo en peligro la salud, integridad y muchas veces la vida de quienes confían en ellos.

El cirujano plástico está capacitado para realizar todo tipo de procedimientos estéticos y reconstructivos de tipo quirúrgico, como:

Frontoplastía: elimina arrugas de la frente mediante un estiramiento de la piel con incisiones en el cuero cabelludo. Suele complementarse con la elevación de las cejas.

Blefaroplastia: elimina las bolsas y arrugas de los párpados por medio de incisiones intraconjuntivales o a nivel del borde de las pestañas, o mediante la redistribución de grasa.

Rinoplastia: mejora la forma y el tamaño de la nariz, lo que puede lograrse incidiendo en el hueso nasal o en las fosas nasales.

Bichectomía: extracción de las bolsas grasas de las mejillas, para que el rostro se vea angulado. Las incisiones van por dentro de la boca.

Mentoplastia: para mejorar la forma del mentón por medio de movimientos del hueso o implantes.

Lifting de cuello: estiramiento de la piel y reubicación de músculos para eliminar flacidez y arrugas.

Ritidoplastia: rejuvenecimiento facial en el que se reposicionan los tejidos y se tensa la piel.

Mamoplastia de aumento: permite aumentar el volumen de los senos mediante implantes que se ponen por encima o debajo del músculo.

Mamoplastia de reducción: reduce el volumen mamario retirando el exceso de tejido y levantando los senos.

Lipoescultura: consiste en extraer grasa con cánulas a través de pequeñas incisiones de las áreas donde nos disgusta.

Abdominoplastia: retira el exceso de grasa y piel del abdomen, reposicionando los músculos.

Gluteoplastia: aumento de glúteos bien sea inyectando grasa del mismo paciente o con implantes.

Cirugía postbariátrica: retira el exceso de piel que queda después de la cirugía de perdida masiva de peso (para obesidad).

Cirugía reconstructiva: por trauma facial o de mano, quemaduras, deformaciones congénitas o cáncer de seno.

Procedimientos no invasivos: como plasma rico en plaquetas, botox o rellenos con acido hialuronico.

Por tu salud, bienestar y sobre todo, tu seguridad, no te pongas en manos de aquellos que irrespetan la profesión, que con cursos de semanas o modulares, quieran hacer lo mismo que especialistas que tardan años en prepararse. Recuerda cuanto vales.