Expectativas realistas antes y después de la cirugía plástica, ¡es la clave!

He conocido a muchas personas que, luego de realizarse una cirugía plástica, no quedan conformes con los resultados.

Incluso, debo destacar que no les ocurre solamente después de la primera operación… Sino que también experimentan la misma sensación después de la segunda y hasta de la tercera.

Ante esto, tengo dos puntos importantes que aclararte:

1- Lo primero que debes hacer es crearte expectativas realistas para poder ser felices luego de la cirugía plástica, pues, repito lo que he dicho en blogs anteriores, ¡tú no vas a parecerte a nadie después del proceso! Vas a seguir siendo tú misma, pero mejorada.

Entonces tienes que ser realista basándote en factores como la forma de tu cuerpo y tu contorno, para así poder ser feliz, pues no importa cuántos cirujanos plásticos trabajen en ti y en el cambio que deseas… Si no eres realista en ese sentido, entonces lastimosamente nunca vas a estar contenta con los resultados.

2-Debes asegurarte de que no estés padeciendo el llamado síndrome de dismorfia corporal. Es decir, ese momento en el que ves en el espejo tu figura distorsionda y no como realmente luces.

Así que puedes dirigirte a un especialista (psicólogo o psiquiatra) para que recibas apoyo en esa parte, y cuando sientas que estés lista, ¡aquí estaré a tus órdenes!