La importancia de no quitarte el “drain” (Drenaje)

Sé que el drain o el drenaje representa un dolor de cabeza, pero me tomaré unos minutos de mi tiempo para escribir el blog de hoy y explicarte por qué es tan importante usarlo…

Primero, tenemos la piel. Luego de la piel, tenemos todo lo que es grasa. Por último, luego de la grasa, tenemos el músculo.

En pocas palabras, ¡todo está junto!

Pero eso es hasta que procedemos a lipar.

Cuando lipamos, nos llevamos (eliminamos) toda la parte de la grasa.

Entonces, después del retiro de dicha grasa, la piel y el músculo no quedan juntos (pegados). De hecho, queda un espacio vacío entre ellos que se llama “espacio muerto”.

Ese espacio muerto produce líquido y es allí donde radica la importancia del drain, pues este extrae todo ese líquido a través de un proceso de succión hasta que la piel pega totalmente con el músculo sin ningún rastro de líquido.

Por eso es tan importante dejar actuar al drenaje hasta que logres drenar menos de 50 CC de líquido durante 24 horas.

Así que no te desesperes, ten paciencia y deja actuar el drain para una pronta recuperación…