Mi misión con la belleza

Puedo tener miles de seguidores en las redes sociales y mostrarme en numerosos medios de comunicación. Sin embargo, no me considero una persona famosa. Prefiero concebirme más bien como una persona que quiere llevarle un mensaje al mundo.

Un mensaje de belleza integral…

Y es que, cuando cultivas tu interior, todo lo demás viene por añadidura…

Entonces, si eres completamente feliz, lo demás realmente no importa, porque vinimos a este mundo precisamente a eso, a ser felices, sin hacerle daño a nadie, claro está.

Por eso me considero una voz con la cual muchas personas se identifican, porque sencillamente empatizaron conmigo desde un principio. ¿Por qué? Porque mi lema dice que las personas no deben ser perfectas para ser felices. Al contrario, nuestras imperfecciones nos hacen y nos harán únicos ante el mundo.

E incluso, a veces pasan desapercibidas para muchas personas. Especialmente para aquellas que nos aman por lo que somos y no por lo que tenemos.

Así que, ¡a ser felices!