Odio mis Senos, ¿qué puedo hacer?

Ocasionalmente se  piensa que  las  cirugías de mamas  pueden ser un capricho de la mujer puramente estético. La realidad es que los senos representan unos de los signos de belleza y femineidad, siendo un elemento que nos hacer sentir especiales y que de hecho nos diferencian de los hombres, aunque una mujer jamás puede menos preciarse por el tamaño o forma de sus senos o si ha sido víctima del mal de cáncer de mama que puede afectar 1 de cada 8 mujeres.

Estas cirugías se realiza ambulatoria mayormente, con anestesia epidural (por la espalda), y es uno de los procedimientos con menos riesgos y complicaciones que existe. Pueden en poco tiempo mejorar significativamente tu apariencia.

Si  tus senos  son  muy  pequeños, la  colocación de  implantes  mamarios, pudieran  ser la  opción  que necesitas para ese cambio radical  que  siempre  has  soñado.  Los  implantes pueden ser de  diferentes  tipos gel de  silicón, solución salina, textura lisa o  corrugada, forma  anatómica o  redonda. La cicatriz puede ser alrededor de la  areola, por la  axila o en surco inframamario; se  pueden colocar detrás de  la  glándula, la  fascia o el  musculo pectoral.  En  fin  existen muchas  opciones para lograr las  cuales su uso dependerá de la  anatomía  individual de  cada paciente.

Si  tus senos son muy grandes produciéndote  múltiples molestias físicas  y  psicológicas debes pensar en la  reducción mamaria.  Las molestias  físicas más  comunes que  acompañan a  la  hipertrofia  mamaria pueden ser : acanaladuras del hombro por los  sujetadores, dolor de  cuello, espalda y hombro, mastodinia, maceración e infección en regiones  inframamarias conocidas como intertigo; también puede existir secuelas neurológicas secundarias a problemas del cuello (ejemplo atrapamiento del nervio cubital); y dificultad para  encontrar ropa a su medida y que le sea atractiva. También tenemos molestias psicológicas como: vergüenza, sentimiento de falta de  atractivo físico, timidez, renuencia al ejercicio, pérdida de atractivo sexual y feminidad.

En la cirugía de  reducción  mamaria  se  elimina  el  tejido excedente atreves de  una  incisión en vertical, LJ o  T  invertida, dependiendo de las condiciones  individuales de cada paciente.

Es  muy  frecuente luego de los  embarazos o la  pérdida masiva de  peso que  los  senos pierdan firmeza y  elasticidad, para estos casos existe la  mastopexia o  levantamiento de mamas, la cual se  puede o no acompañar de  protesis.

Luego de la cirugía es imprescindible seguir las instrucciones de su Cirujano Plástico, debidamente acreditado y entrenado,  guardar reposo, usar los medicamentos debidamente, no levantar los brazos, conducir o cargar objetos pesados, uso de sostén compresivo y en poco tiempo podemos volver a nuestras labores cotidianas, inclusive trabajar y en un tiempo prudente continuar ejercitándonos para cumplir el objetivo de vivir en salud, preciosas, sensuales  y felices, claro con nueva “pechonalidad”

Mis amigas, cualquier pregunta o comentario, o si quieren tratar algún tema particular, por favor no duden en escribirme, e- mail: dramedina@tucirujana.com