• In Blog

    ¡Cuidado! A veces lo barato sale caro…

    Durante un proceso operatorio pueden ocurrir muchos eventos no deseados. Por esa razón, antes de realizarte una cirugía plástica, debes asegurarte de que el sitio escogido esté habilitado

    ¿Por qué lo digo?

    Porque, en esos lugares, nunca sabrás si la ropa quirúrgica y los instrumentos están esterilizadas, o si cuenta con una unidad de cuidados intensivos, que es muy importante…

    Y esto, sólo por poner un ejemplo.

    Por eso reitero que, a veces, lo barato sale caro, porque si tú te vas a un sitio que no es más que una habitación, a colocarte biopolímeros en los glúteos simplemente porque te cuesta USD$ 1.000, y en otro sitio te estaban cobrando USD$ 4.000, puede que al momento pienses que todo saldrá perfecto.

    Luego, te pasas la vida entera literalmente llorando por esa decisión.

    ¿No pagas muchísimo dinero por un seguro de carro? ¿Y entonces? Tu cuerpo, que es tu templo, ¿no lo vale? Es decir, prefieres pagar menos por él…

    Por eso yo recomiendo que sean extremadamente exquisitos al momento de elegir dónde se van a realizar la cirugía…

  • In Blog

    El peligro de los biopolímeros

    Cualquier sustancia que desees inyectarte, pero que no sea compatible con tu cuerpo, es lo que comúnmente conocemos como biopolímeros.

    Incluso, muchas personas no tienen idea del peligro que corren suministrándoselos, ya que desconocen la diferencia entre la grasa natural humana o implantes, y cualquier elemento que se considere “inyectable” para aumentar el tamaño de diversas partes del cuerpo.

    Entonces, permíteme hablarte un poco acerca de esta locura, y lo llamo así, porque ni siquiera es un médico cirujano la persona que realiza la operación… Si es que se le puede llamar de esa manera.

    El verdadero proceso consiste en ir al patio de una casa, literal, y esperar a que cualquier persona te inyecte. ¡Tal y como lo lees!

    Por esa misma razón, mi deber es alertar a la población y comunicarle que el aceite de cocina, la vitamina C, el hierro, entre otras miles de sustancias utilizadas para reemplazar la grasa natural del cuerpo humano y los implantes, no son aptas para ser suministradas en el cuerpo.

    Estas sustancias producen enfermedades como alogenosis iatrogénica, por ejemplo. Y las consecuencias son graves, porque migran, se adhieren a los nervios y causan horrores en el organismo.

    Luego, las personas tienen que salir corriendo de emergencia buscando las maneras de retirar dichos elementos de sus cuerpos.

    De hecho, ha habido miles de casos cuyos desenlaces han sido la muerte, por desgracia.

    Por ende, queridos lectores(as), espero que mi post de hoy les sirva de reflexión y que lo piensen muy bien antes de cometer semejante equivocación, pues los resultados podrían ser fatales…