• In Blog

    El Cirujano Plástico

    Recientemente  leí una  publicación muy interesante  e informativa en un periódico de otro país, sobre el cirujano plástico, adaptándola al nuestro, me pareció  importantísimo  y  oportuno dedicar estas líneas a compartirla.

    El cirujano plástico es un médico cirujano titulado que realiza estudios de especialización seis años, para obtener el título de cirujano plástico, estético, maxilofacial y de la mano. Puede subespecializarse en cirugía de mano o reconstructiva.

    Para ser miembro de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética, SODOCIPRE, que agremia a estos profesionales se somete a una revisión ética y científica, lo que incluye el estudio de su hoja de vida, la verificación del entrenamiento y su nivel de actualización, entre otros aspectos. Estas medidas no las toman las personas que son capaces de realizar estas cirugías sin la preparación seria y necesaria, poniendo en peligro la salud, integridad y muchas veces la vida de quienes confían en ellos.

    El cirujano plástico está capacitado para realizar todo tipo de procedimientos estéticos y reconstructivos de tipo quirúrgico, como:

    Frontoplastía: elimina arrugas de la frente mediante un estiramiento de la piel con incisiones en el cuero cabelludo. Suele complementarse con la elevación de las cejas.

    Blefaroplastia: elimina las bolsas y arrugas de los párpados por medio de incisiones intraconjuntivales o a nivel del borde de las pestañas, o mediante la redistribución de grasa.

    Rinoplastia: mejora la forma y el tamaño de la nariz, lo que puede lograrse incidiendo en el hueso nasal o en las fosas nasales.

    Bichectomía: extracción de las bolsas grasas de las mejillas, para que el rostro se vea angulado. Las incisiones van por dentro de la boca.

    Mentoplastia: para mejorar la forma del mentón por medio de movimientos del hueso o implantes.

    Lifting de cuello: estiramiento de la piel y reubicación de músculos para eliminar flacidez y arrugas.

    Ritidoplastia: rejuvenecimiento facial en el que se reposicionan los tejidos y se tensa la piel.

    Mamoplastia de aumento: permite aumentar el volumen de los senos mediante implantes que se ponen por encima o debajo del músculo.

    Mamoplastia de reducción: reduce el volumen mamario retirando el exceso de tejido y levantando los senos.

    Lipoescultura: consiste en extraer grasa con cánulas a través de pequeñas incisiones de las áreas donde nos disgusta.

    Abdominoplastia: retira el exceso de grasa y piel del abdomen, reposicionando los músculos.

    Gluteoplastia: aumento de glúteos bien sea inyectando grasa del mismo paciente o con implantes.

    Cirugía postbariátrica: retira el exceso de piel que queda después de la cirugía de perdida masiva de peso (para obesidad).

    Cirugía reconstructiva: por trauma facial o de mano, quemaduras, deformaciones congénitas o cáncer de seno.

    Procedimientos no invasivos: como plasma rico en plaquetas, botox o rellenos con acido hialuronico.

    Por tu salud, bienestar y sobre todo, tu seguridad, no te pongas en manos de aquellos que irrespetan la profesión, que con cursos de semanas o modulares, quieran hacer lo mismo que especialistas que tardan años en prepararse. Recuerda cuanto vales.

  • In Blog

    Lipoescultura: Todo lo que necesitas saber sobre este procedimiento de cirugía plástica.

    Hoy me gustaría hablar sobre un procedimiento que ha revolucionado la forma en que las personas pueden transformar su apariencia física: la lipoescultura. Como cirujana plástica, he ayudado a muchos pacientes a lograr la imagen que desean mediante este procedimiento. En este blog, les proporcionaré información detallada sobre la lipoescultura y cómo puede beneficiar a los pacientes que buscan mejorar su figura.

    La lipoescultura es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para eliminar el exceso de grasa de diferentes áreas del cuerpo. Este procedimiento se realiza comúnmente en áreas donde la grasa se acumula con mayor facilidad, como el abdomen, las caderas, los muslos, los brazos, la barbilla y la espalda. El procedimiento implica la inserción de una cánula delgada a través de pequeñas incisiones en la piel. La cánula está conectada a un dispositivo de succión que extrae la grasa del cuerpo.

    Es importante destacar que la lipoescultura no es una solución para la pérdida de peso. Más bien, es un procedimiento diseñado para ayudar a los pacientes a eliminar depósitos de grasa persistentes que no se eliminan con la dieta y el ejercicio. Si los pacientes no mantienen un estilo de vida saludable después del procedimiento, es posible que la grasa vuelva a acumularse en las mismas áreas.

    La lipoescultura es un procedimiento seguro y efectivo que ofrece muchos beneficios para los pacientes. Además de eliminar el exceso de grasa, puede mejorar la forma y la apariencia del cuerpo, aumentando la autoestima y la confianza en sí mismos. También puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el peso, como la diabetes y las enfermedades cardíacas.

    Antes de someterse a una lipoescultura, es importante que los pacientes se reúnan con un cirujano plástico certificado y discutan sus objetivos y expectativas. El cirujano debe realizar un examen físico completo y discutir los riesgos y beneficios del procedimiento. También es importante que los pacientes proporcionen una historia médica completa, incluyendo cualquier medicamento que estén tomando y cualquier condición médica que tengan.

    El procedimiento de lipoescultura en sí es bastante sencillo y se realiza con anestesia general o local. La mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades normales dentro de una semana después del procedimiento, aunque es posible que se experimente hinchazón y malestar durante algunos días. Los pacientes deben seguir las instrucciones de su cirujano plástico para asegurarse de que se recuperen correctamente.

    Es importante tener en cuenta que como cualquier procedimiento quirúrgico, la lipoescultura tiene ciertos riesgos y efectos secundarios potenciales. Estos pueden incluir infección, sangrado, hinchazón y hematomas. Sin embargo, estos efectos secundarios son generalmente temporales y desaparecen con el tiempo. Es importante que los pacientes sigan las instrucciones de su cirujano plástico para minimizar los riesgos y asegurarse de que el procedimiento sea lo más seguro y efectivo posible.

    En resumen, la lipoescultura es un procedimiento efectivo y seguro que puede ayudar a los pacientes a lograr la figura que desean y mejorar su autoestima y confianza en sí mismos. Es importante que los pacientes se reúnan con un cirujano plástico certificado y discutan sus objetivos y expectativas antes de someterse a la lipoescultura. El cirujano debe realizar un examen físico completo y discutir los riesgos y beneficios del procedimiento. También es importante que los pacientes sigan las instrucciones de su cirujano plástico después del procedimiento para asegurarse de una recuperación adecuada.

    Es importante tener en cuenta que la lipoescultura no es una solución mágica para la pérdida de peso y no puede sustituir una dieta saludable y ejercicio regular. Es importante que los pacientes mantengan un estilo de vida saludable después del procedimiento para asegurarse de que la grasa no vuelva a acumularse en las mismas áreas.

    En conclusión, la lipoescultura es un procedimiento quirúrgico efectivo y seguro que puede ayudar a los pacientes a lograr la figura que desean y mejorar su autoestima y confianza en sí mismos. Como cirujana plástica, siempre estoy disponible para discutir este procedimiento con mis pacientes y responder cualquier pregunta que puedan tener. Si está interesado en la lipoescultura, le animo a que programe una consulta conmigo para discutir si este procedimiento es adecuado para usted.

  • In Blog

    ¿Cómo es el “getting ready” previo a la realización de una liposucción?

    Realizarse una liposucción o cualquier procedimiento quirúrgico no es cualquier cosa. De hecho, muchas son las personas que creen que, de un día para otro, pueden llegar y de la nada operarse…

    Por eso quiero explicarte ciertas cosas que debes hacer días antes de “el gran día”…

    1. Lo más importante es, siempre, realizar una consulta con un cirujano plástico certificado, pero, más allá de eso, es vital hacer click o match con él (o ella).

    Y ya lo he mencionado muchas veces. Esa confianza, esa energía, y ese sentimiento, deben ser muy similares a los que se producen cuando te vas a casar con alguien y dices: ¡Ese es el hombre de mi vida!, por poner un ejemplo…

    Pues, lo mismo ocurre con esa persona a la que vas a confiarle la reestructuración de tu cuerpo.

    2. Como segundo dato, después de que realizas tu consulta, es fundamental entregar una historia clínica detallada. En pocas palabras, ¡NO ocultes nada! Recuerda que es tu vida la que está en nuestras manos.

    3. Por último, una vez hayas planeado tu cirugía, debes recibir indicaciones de los expertos (en este caso, yo) con respecto a la cantidad de vitaminas que debes tomar, cuanto tiempo deberás permanecer sin tomar ni fumar, y todo lo relacionado a una dieta alimenticia adecuada y balanceada.

    Sólo así, podría garantizarte que tu cirugía será ¡todo un éxito!