• In Blog

    El peligro de los biopolímeros

    Cualquier sustancia que desees inyectarte, pero que no sea compatible con tu cuerpo, es lo que comúnmente conocemos como biopolímeros.

    Incluso, muchas personas no tienen idea del peligro que corren suministrándoselos, ya que desconocen la diferencia entre la grasa natural humana o implantes, y cualquier elemento que se considere “inyectable” para aumentar el tamaño de diversas partes del cuerpo.

    Entonces, permíteme hablarte un poco acerca de esta locura, y lo llamo así, porque ni siquiera es un médico cirujano la persona que realiza la operación… Si es que se le puede llamar de esa manera.

    El verdadero proceso consiste en ir al patio de una casa, literal, y esperar a que cualquier persona te inyecte. ¡Tal y como lo lees!

    Por esa misma razón, mi deber es alertar a la población y comunicarle que el aceite de cocina, la vitamina C, el hierro, entre otras miles de sustancias utilizadas para reemplazar la grasa natural del cuerpo humano y los implantes, no son aptas para ser suministradas en el cuerpo.

    Estas sustancias producen enfermedades como alogenosis iatrogénica, por ejemplo. Y las consecuencias son graves, porque migran, se adhieren a los nervios y causan horrores en el organismo.

    Luego, las personas tienen que salir corriendo de emergencia buscando las maneras de retirar dichos elementos de sus cuerpos.

    De hecho, ha habido miles de casos cuyos desenlaces han sido la muerte, por desgracia.

    Por ende, queridos lectores(as), espero que mi post de hoy les sirva de reflexión y que lo piensen muy bien antes de cometer semejante equivocación, pues los resultados podrían ser fatales…

  • In Blog

    ¿Tomas suficiente agua al día?

    Si yo te preguntara “¿tomas suficiente agua al día?” y tuvieras que responderme con toda la sinceridad del mundo, ¿qué me dirías…? Seguramente lo que todos: “Ocho vasos diarios”.

    Y no es que estés alejado(a) de la realidad, pues es la cantidad promedio que debería de consumir un ser humano a diario para mantenerse hidratado y saludable. No obstante, ¿sabías que existen ciertos factores que influyen de forma importante en la cantidad de agua que necesita recibir tu organismo…?

    ¡Seguro que sí! Y acá te explicaré cuáles son, pero no sin antes decirte que, independientemente de tus características como persona y del ambiente en cual te desenvuelvas, lo más recomendable es ingerir de 1,5 a 2 litros de agua por día… Esto, según expertos y la misma Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Ahora bien, seguro te estarás preguntando ¿cuáles son esos factores?

    ¡Pon atención!

    Edad y sexo

    Para poder definir cuánta agua debemos consumir al día, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) recomienda:

    -Edades comprendidas entre los 9 y los 13 años: 1.9 litros para las niñas y 2.1 litros para los niños.
    -Adolescentes, adultos y las personas mayores (tercera edad): 2 litros para las mujeres y 2.5 litros para los hombres.

    Actividad física

    Por lo general, se recomienda tomar suficiente agua al finalizar cualquier rutina de ejercicios para reponer todo el líquido que perdemos a través del sudor. Sin embargo, lo más pertinente es consumirla antes, durante y después de llevar a cabo alguna actividad física.

    Clima

    Las personas que habitan en lugares calientes son las que, comúnmente, consumen más agua, pues la necesidad de supervivencia los obliga.

    Por salud

    Malestares y enfermedades como fiebre, vómito y diarrea, por ejemplo, ocasiona una increíble pérdida de líquido en nuestro organismo.

    En estos casos, duplicar la cantidad de agua consumida a diario, es vital. De igual forma, lo aconsejable es seguir las recomendaciones del doctor.

    Embarazo o período de lactancia

    Las mujeres embarazadas o en período de lactancia requieren de líquidos adicionales para mantenerse hidratadas. Por ello, la Oficina de Salud de la Mujer establece que, las embarazadas, deberían consumir aproximadamente 10 vasos de agua al día, que son alrededor de 2.5 litros.

    Así que… ¡A hidratarse!