• In Blog

    Tres beneficios para tu salud luego de una cirugía

    Para nadie es un secreto que la cirugía plástica te ayuda a sentirte y a verte muchísimo mejor, y que además, te sientes más tú. Pero, ¿sabías que también existen otros beneficios para tu salud a considerar luego de muchos de los procedimientos realizados?

    ¡Tal y como lo lees! ¡Y llegaste al post correcto!

    Así que, ¡te recomiendo que no pares de leer!

    1- Mejora tu salud mental

    2- Te ayuda a llevar un estilo de vida más saludable

    3- Reduce los riesgos de desarrollar la terrible diabetes a futuro

    Por esto y por mucho más insisto en que, más allá del plano estético o de la parte física del ser humano, una cirugía plástica puede contribuir, en muchos aspectos, a una mejor salud interna.

    Recuerda siempre que tu ser, aún cuando esté divido en cuerpo, mente y espíritu como un elemento integral que eres, es simplemente eso: un solo ser que conecta todo.

    Y si esas tres partes están en armonía, vivirás en completa felicidad.

  • In Blog

    Mi misión con la belleza

    Puedo tener miles de seguidores en las redes sociales y mostrarme en numerosos medios de comunicación. Sin embargo, no me considero una persona famosa. Prefiero concebirme más bien como una persona que quiere llevarle un mensaje al mundo.

    Un mensaje de belleza integral…

    Y es que, cuando cultivas tu interior, todo lo demás viene por añadidura…

    Entonces, si eres completamente feliz, lo demás realmente no importa, porque vinimos a este mundo precisamente a eso, a ser felices, sin hacerle daño a nadie, claro está.

    Por eso me considero una voz con la cual muchas personas se identifican, porque sencillamente empatizaron conmigo desde un principio. ¿Por qué? Porque mi lema dice que las personas no deben ser perfectas para ser felices. Al contrario, nuestras imperfecciones nos hacen y nos harán únicos ante el mundo.

    E incluso, a veces pasan desapercibidas para muchas personas. Especialmente para aquellas que nos aman por lo que somos y no por lo que tenemos.

    Así que, ¡a ser felices!

  • In Blog

    ¡Soy una madre orgullosa!

    Casi siempre hablo de mi familia, pero en líneas muy generales. Por esa razón, creo que llegó el momento de, a través de este blog, contarles un poco acerca de mis hijos, porque me atrevo a decir, con mucha propiedad y seguridad, que soy una madre orgullosa de cuatro niños espectaculares.

    Daniela, de 11 años; Letizia, de 9, y unos mellizos increíbles, Paula y Pablito, de 6.

    De cada uno de ellos he aprendido muchísimo. Y entiendo que Dios me dio este regalo para trascender en el mundo.

    Daniela

    De ella he aprendido la responsabilidad. Ella es fanática del orden y de la secuencia.

    Letizia

    Ella es la “broma” hecha persona. Le hace chistes a su papá, a mí, y siempre anda con una mueca en la cara.

    Paula

    Es la bossy girl, pues tiene pinta de ser la que les dará las órdenes a todas las hermanas.

    Pablito

    Es un niño maravilloso. De él he aprendido que se puede ser feliz con nada. Lo único que hace es reírse por toda la casa. Y si tú le das una hoja y un lápiz solamente, él puede pasar todo el día haciendo rayas en esa hoja.

    ¡Qué niño tan especial!

    Y recuerda que tus hijos no van a ser ni a hacer lo que tú les digas. Ellos van a ser y hacer lo que vean de ti.

    Así que si quieres que ellos sean realmente felices en la vida, ¡sé feliz tú!

  • In Blog

    El dilema de la belleza

    Yo suelo ser muy respetuosa del concepto que cada quien tiene sobre la belleza. Por lo cual, doy mi opinión, y también escucho la de las demás personas. Pero ante todo, me considero una persona muy ética que siempre se inclina a favor del bienestar del paciente y a favor de mi propio corazón.

    Por eso, siempre me niego a darle salida a cualquier procedimiento que yo crea que no debe realizarse.

    Tampoco estoy de acuerdo en llevar a cabo varias cirugías plásticas en una misma persona y en un mismo tiempo quirúrgico. De hecho, ya de esto había hablado anteriormente.

    Y si creo (o considero) que la intervención no es necesaria, o que el(la) paciente simplemente tiene un trastorno dismórfico corporal (angustia obsesiva a causa de un defecto percibido en el aspecto físico), lo(a) remito rápidamente a la parte de salud mental para que puedan apoyarlo(a) en casos como ese, por ejemplo.

    Asimismo, existen pacientes que desean muchas más cirugías luego de la primera…

    Sin embargo, cada petición debe ser evaluada, pero lo más importante es saber que nunca vamos a ser perfectos(as), pues la perfección sólo está en nuestra mente y es un concepto…

    Seamos menos perfectos(as) y más felices.

  • In Blog

    Los cinco conceptos que manejo

    Con el transcurrir del tiempo, aprendemos a descartar y a ir centrando nuestro enfoque en lo que realmente importa. En lo esencial para nuestro bienestar. Y hoy por hoy, puedo decirte con seguridad que los cinco conceptos que manejo para llevar una vida personal y profesional más plena, son:

    Florecer

    Cuando te amas, algo empieza a crecer en ti.

    Entonces yo me motivé a contar mi historia, la que nunca antes había contando, porque al igual que yo, en algún momento ha habido (e incluso habrá) muchas otras mujeres pensando que sus vidas son un desierto, sin darse cuenta que, al amarse, ese desierto florecerá, pero desde adentro.

    Crecer

    Para mí, es volver a lo básico.

    Recuerdo cuando cumplí 18 años y mi mamá me regaló la operación de las mamas.

    Hoy, 22 años después, miro quien soy: Más profesional, más actual, más compasiva, más moderna, más segura y más feliz.

    Evolucionar

    Yo pienso que, literalmente, es cambiar de actitud.

    Y es que desde que decidí amarme más, la gente me pregunta: “¿Qué está pasando contigo? ¿Eres médico o modelo”. Y yo respondo: “Soy una mujer 360”.

    ¡Eso es evolucionar!

    Inspirar

    Soy un referente porque no tengo límites. Me gusta la armonía que trae la creación. Y eso me empodera a invitarte a ir por lo que sueñas, pero con la confianza y la certeza de que escribes la página en blanco de tu vida todos los días.

    Servir

    Como embajadora del amor propio, servir está atado a ello.

    Explicado de otra forma, no puedo dar lo que no soy en mi interior. Por eso, ¡he evolucionado! No sólo por mí, si no por mis pacientes y todas aquellas personas que me rodean.

    He cambiado la forma de hacer cirugía plástica, orientada hacia el ser, y amo servir desde esta óptica…

  • In Blog

    Mi propósito es…

    Que cada día te enamores más de ti… Para que seas feliz y para que puedas dar amor, pues recuerda lo que ya te he dicho en ocasiones anteriores: No podemos dar nada que no tengamos dentro…

    Entonces, que quede muy claro que mi mensaje de amor propio no solamente va dirigido a las chicas, sino también a los caballeros que a diario me leen. ¿Saben por qué? Porque, aunque parezca increíble, los hombres también son capaces de experimentar problemas de autoestima debido al mismo ego y a causa del dedo señalador de la sociedad de hoy en día.

    Por esa razón, repito, mi propósito es que te enamores de ti, que comiences a darle fuerza al amor propio…

    Además, entiende que esos detallitos mínimos, como por ejemplo las estrías, las celulitis, las arrugas, etc., somos nosotros mismos. Es nuestra esencia. Es parte de los procesos de los seres humanos.

    Y todas aquellas personas a las que no les guste, que te critiquen, que te humillen, simplemente ¡que se vayan de tu vida!

    ¡No las necesitas! Y no tienes porqué forzar la aceptación de personas que no tienen necesariamente que pertenecer a tu entorno.

    ¡Enamórate de ti!

    ¡Ámate!

  • In Blog

    ¡Lo que hablo con mi espejo!

    Una de las cosas que me digo al espejo, cuando me miro en él cada mañana, es…

    Que no debo complacer a nadie más que a mí misma.

    Que soy suficiente con lo que soy y como soy.

    Que si yo estoy feliz y me amo y me quiero, podré enseñarles a mis hijos y a mis pacientes a quererse y amarse también.

    Que mis imperfecciones son las que me hacen perfecta.

    Y a ti que me lees, barbie, entiende de una vez por todas que ¡tú eres tu proyecto más importante! Y que si por algún motivo tú no estás bien, tus familiares tampoco estarán bien, y mucho menos, aquellas personas que te rodean.

    No olvides que el espejo es uno de los mejores aliados para que comiences, sin pensarlo, a practicar el amor propio y la aceptación.

    Y tú, ¿qué te dices frente al espejo todas las mañanas…?

  • In Blog

    ¿Qué es lo que yo realmente vendo?

    Aun cuando mi especialidad sea la de realizar cambios físicos en mis pacientes, hoy quiero hablarte específicamente acerca de qué es lo que yo realmente vendo… Así que, más allá de intervenciones quirúrgicas, reconstrucciones y todo lo relacionado, yo vendo:

    Autoestima

    Porque deseo que mis pacientes, lejos de hacer sentir bien a una sociedad y a un entorno prejuiciosos, se sientan bien con quienes son, con lo que son, con lo que tienen y con lo que representan. ¡No más!

    Amor propio

    Porque uno de mis objetivos principales, a través de lo hago y de lo que pregono, es que las personas comiencen a practicar la autoaceptación y a quererse y amarse a sí mismas. ¡Basta de bajar la cabeza!

    Belleza

    Pero en toda la extensión de la palabra, porque no sólo abogo por la belleza física y por el hecho de que mis “Barbies” trabajen en la reconstrucción de sus cuerpos. También considero importante mantener encendida esa luz interna que nos ayuda a reflejar todo lo positivo que llevamos dentro ante los demás.

    Confort

    Porque la comodidad es uno de los elementos principales que debo brindarles a mis pacientes.

    Fortaleza

    Porque no es fácil tomar una decisión como la de hacerse una reconstrucción, por muchos aspectos. Por eso, otro de los propósitos es generar seguridad en mis pacientes para que se sientan como pez en el agua.

    Tumbao’

    Pensándolo bien, esto realmente no tengo que venderlo, porque ya mis “Barbies” vienen con tumbao’ de fábrica.

    Femineidad

    Porque mientras más femeninas luzcan mis pacientes, mucho mejor se sentirán con ellas mismas y mucha más seguridad y satisfacción reflejarán ante terceros.