• In Blog

    El agradecimiento: ¡La madre de todas las virtudes!

    Y la base para una vida feliz, pues, por si no lo sabías, entérate de que el agradecimiento es una práctica que te puede ayudar a cambiar tu estado emocional y a sentirte más positivo(a) durante tu rutina del día a día.

    Incluso, estoy segura de que muchos difieren, y hasta deben estar pensando, justo en este momento, “con tantas cosas malas que están sucediendo en el mundo, ¿qué es lo que exactamente tenemos que agradecer?”…

    Y no los culpo; de hecho, tienen razón, porque es totalmente entendible.

    Pero, en definitiva, siempre podemos encontrar razones por las cuales agradecer y celebrar a la vida. Como por ejemplo, tener salud, que es lo más importante; tener un techo donde vivir; tener un empleo que te permite llevar el sustento a casa; tener una familia, entre muchas otras cosas…

    Entonces, cuando practicas el agradecimiento, te conviertes en una persona más consciente y comienzas a darle más valor a todo lo que tienes y lo que vives.

    Inclusive, debes saber que, en cualquier momento del día en el que te detengas a agradecer por todo lo que tienes y lo que eres, se abrirán tus sentidos y tu conciencia al máximo, sentirás energías mucho más positivas y te mantendrás enfocado en lo que de verdad te importa.

    Definición de gratitud

    La gratitud es simplemente decir “¡gracias!”… ¡Así de sencillo!

    El peso al hecho de agradecer se lo otorga es: con cuánta frecuencia lo hagamos, con quién y por qué motivo…

    Y siempre que hablo de este tema, me encanta traer a colación una cita de Lionel Hampton, un reconocido, pero ya fallecido músico estadounidense…

    La gratitud se da cuando la memoria se almacena en el corazón, y no en la mente.

    ¿Qué te parece…?