• In Blog

    Siete días de salud mental

    Debido al incremento desmedido de casos relacionados a ansiedad, depresión y soledad (más, desde la época de pandemia), poner especial cuidado a nuestra salud mental es vital, así como también procurar no descuidar nuestra salud física.

    No obstante, igual que iniciar una rutina de ejercicios, dar comienzo a un programa diseñado para contribuir al bienestar de nuestra salud mental, podría resultar bastante complicado… Pero, como aquí no conocemos la palabra “imposible”, debo empezar diciéndote que poco a poco, pero con constancia y disciplina, podemos realizar ciertas actividades que nos ayudarán a mejorar nuestra salud mental.

    Ahora bien; de acuerdo con diversos estudios realizados y posteriormente comprobados, establecer metas simples e ir dándoles cumplimiento de forma progresiva, podría ser una excelente alternativa para afrontar nuevos retos, porque lograr objetivo tras objetivo, nos da la fuerza y la motivación necesarias para continuar construyendo hábitos nuevos.  ¡Y eso, en definitiva, es avanzar!

    Por esa misma razón, te facilitaré un tip por cada día de la semana para que los ejecutes desde ya y, si dentro de siete días te sientes cómodo(a), puedes hacerlos parte de tus rutinas diarias. Recuerda que la salud mental no es cualquier cosa.

    Día 1: Vete a la cama un poco más temprano

    No es fácil, ¡lo sé! Sobre todo, para aquellas personas que van de la mano con el noctambulismo. Pero, poco a poco, procura irte a dormir por lo menos una hora antes. Esto, con la finalidad de ir transformando para bien tu rutina de sueño.

    Día 2: Medita

    Haz el intento de respirar de manera consciente de 5 a 10 minutos. Guíate con tutoriales o con una persona conocedora de la materia.

    Día 3: Reflexiona sobre ti mismo(a)

    La autoevaluación puede ayudar a modificar la forma en cómo nos vemos a nosotros mismos y a los demás.

    Día 4: Sal a caminar

    Caminar es sinónimo de múltiples beneficios para tu cuerpo y tu mente. Hazlo al menos unos 20 o 30 minutos. Posteriormente, ve aumentando el ritmo, pero de manera moderada.

    Día 5: Escribe

    Tomarte un receso para escribir en un diario, es una de las mejores formas de desahogarte luego de un día extenuante.

    Día 6: Reduce el tiempo en las pantallas

    Nada más destructivo para tu mente que el caos del mundo actual.

    Entonces, si bien es cierto que no te estoy aconsejando que seas indiferente ante las situaciones trágicas que viven tus semejantes, me siento en la necesidad de decirte que le bajes dos rayitas a las noticias (en especial, las desfavorables), y a las redes sociales. En su lugar, lee. ¡Lee mucho! Y verás cómo se va tranquilizando y reubicando tu mente.

    Día 7: Practica la compasión

    Es un ejercicio que contribuye a disipar los pensamientos negativos de tu cabecita.

    ¿Estás listo(a) para iniciar esta misma semana?