• In Blog

    Tres beneficios para tu salud luego de una cirugía

    Para nadie es un secreto que la cirugía plástica te ayuda a sentirte y a verte muchísimo mejor, y que además, te sientes más tú. Pero, ¿sabías que también existen otros beneficios para tu salud a considerar luego de muchos de los procedimientos realizados?

    ¡Tal y como lo lees! ¡Y llegaste al post correcto!

    Así que, ¡te recomiendo que no pares de leer!

    1- Mejora tu salud mental

    2- Te ayuda a llevar un estilo de vida más saludable

    3- Reduce los riesgos de desarrollar la terrible diabetes a futuro

    Por esto y por mucho más insisto en que, más allá del plano estético o de la parte física del ser humano, una cirugía plástica puede contribuir, en muchos aspectos, a una mejor salud interna.

    Recuerda siempre que tu ser, aún cuando esté divido en cuerpo, mente y espíritu como un elemento integral que eres, es simplemente eso: un solo ser que conecta todo.

    Y si esas tres partes están en armonía, vivirás en completa felicidad.

  • In Blog

    ¿Qué hacer para aceptar esa parte de ti que no te gusta?

    Esta pregunta me la hicieron en una entrevista. Y lo primero que debo decir es que hablaré desde mi propia experiencia y no de algún caso en específico o de alguna situación que “escuché por ahí”…

    Como muchos de ustedes ya lo saben, yo tengo una mancha gigante en mi pierna derecha. Y cuando digo que es gigante, me refiero a que me cubre desde las pompis, hasta la rodilla. Es decir, ¡súper grande!

    Y yo siempre odié esa parte de mí porque, erradamente, prensaba que si no era totalmente perfecta, nadie iba a poder amarme.

    Sin embargo, déjenme decirles que las demás personas no buscan o no quieren seres humanos perfectos. De hecho, puede que pareza que sí, y es comprensible que pensemos de esa forma gracias al comportamiento del ser umano actual. Recuerden que todo es redes sociales, cumplir estándares estétitcos para lso demás, etc.

    Sin embargo, simple y llanamente la gente quiere personas auténticas y personas que practiquen el amor propio, es decir, que se amen desde adentro.

    No olviden que nuestras vidas son un espejo de nuestro interior, y si yo no me amo, las otras personas no podrán amarme…

  • In Blog

    La lucha contra la edad

    No podemos evitar el paso de los años en nuestro cuerpo, pues, por naturaleza, nuestras células van envejeciendo y cambiando. Entonces, si bien es cierto que nuestra vida no debe convertirse en una constante lucha contra la edad, lo que sí podemos hacer es vivir cada etapa con plenitud y disfrutarla al máximo.

    Yo, por ejemplo, me siento mucho mejor a esta edad que antes. Incluso, me atrevo a decir que, con la sabiduría de hoy, hubiese sido mucho más feliz en el pasado.

    De hecho, siempre recuerdo que me autodiscriminaba a diario por un lunar gigante que tengo en la pierna derecha. Y como vivía acomplejada por ello, hacía lo que fuera necesario para ocultarla…

    Hasta participé en concursos de belleza de mi país, República Dominicana, y nunca nadie se enteró de que yo tenía esta mancha, porque trataba de disimularla a gran escala.

    Incluso, quienes me conocen y me siguen, quedaron asombrados cuando la mostré hace algún tiempo a través de una hermosa campaña llamada “Enamórate de ti”. Porque ahora la acepto y, en consecuencia, me he liberado.

    Y con esto no me estoy refiriendo a que nos echemos al abandono… ¡Jamás! Pero cada quien debe hacer lo necesario para verse y sentirse feliz.

    Y en el caso específico de nosotras las mujeres, podemos luchar contra la edad y cuidarnos utilizando bloqueador solar y cremas humectantes, tomando antioxidantes y mucha agua, etc.

    Porque aquí lo más importante es que estés a gusto con la piel que habitas…

  • In Blog

    Tus limitaciones están sólo en tu mente

    Podría escribir un libro contándote todas las maravillosas experiencias que han vivido mis pacientes luego de la cirugía plástica. ¡Porque son miles! Sin embargo, hubo una que llamó poderosamente mi atención y permanece intacta en mi mente.

    Y por supuesto, ¡te la contaré!

    Una de mis barbies acudió a mí para una reducción de mamas.

    Cabe agregar que ella temía haber perdido sus cualidades para el canto después de haberse sometido a una cirugía de garganta, ya que su médico le aseguró que jamás volvería a cantar.

    Ante el lamentable hecho, su voz permaneció callada y en silencio durante mucho tiempo.

    El día de nuestro encuentro en el quirófano, mi anestesióloga y yo la animamos a que se atreviera a cantar algo durante el proceso operatorio. Y para sorpresa nuestra, rompió el miedo y decidió cantar un hermosísmo tema de la gran Whitney Houston.

    Ese mágico momento quedó plasmado en un video, y obviamente se viralizó luego de subirlo a YouTube.

    Entonces, entre la cirugía de mamas y la confianza que le inspiramos mi anestesióloga y yo, nuestra “barbie cantante” pudo recuperar su voz, con la que, por cierto, deleitaba a muchas personas. Y a nosotras, por supuesto, nos hizo vivir un momento mágico y especial.

    Esto lo relato sólo para que te des cuenta de que tus limitaciones están sólo en tu mente, aunque suene trillado. Recuerda que, como dice el refrán, “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

  • In Blog

    ¡Hablemos de la belleza integral!

    La belleza, literalmente hablando, es el término que representa un aspecto físico muy bien cuidado, además de las características innatas que hacen que una persona luzca realmente hermosa y atractiva. No obstante, todo el que me conoce sabe que siempre he abogado por lo que llevamos en nuestro interior y por la forma en cómo pensamos; por eso, hoy quiero hablarte de la belleza integral.

    Físico (cuerpo), mente (pensamientos) y espíritu (acciones y actitudes) son los tres componentes de lo que es una verdadera belleza integral. Por ello, cabe acotar que, por muy bonito físico que tengas, si tus pensamientos y acciones no van a la par del mismo, no puedes ser un(a) digno(a) representante de la belleza integral.

    Y es que, cada quien puede actuar como quiera, ¡claro está!, pero si queremos lograr un mundo mejor y más justo, no sólo debemos preocuparnos por nuestro cuidado físico, que también es importantísimo. Sin embargo, lo esencial para una vida plena y para una mejor convivencia con nuestros semejantes, es procurar que nuestros pensamientos y acciones no sólo nos beneficien a nosotros mismos, sino también a todas las personas que nos rodean (y a las que no, también).

    Entonces, trabaja en tu aspecto físico, ¡seguro que sí!

    Hazte los cambios que desees hacerte, y si no quieres hacerte cambios, ¡no importa! Asimismo, descansa, duerme y aliméntate de manera adecuada, haz ejercicios, arréglate, sal a distraerte, trabaja en lo que te gusta (mientras tengas la posibilidad). Pero también, piensa en positivo, cuida tu salud mental, pon en práctica el amor propio, ayuda a los demás, respeta a tu prójimo, y sé considerado(a) y comprensivo(a).

    Esta es, sencillamente, la base de una verdadera belleza integral…

    ¡Busca un equilibrio! Y cuando lo encuentres, procura mantenerlo…

  • In Blog

    Siete días de salud mental

    Debido al incremento desmedido de casos relacionados a ansiedad, depresión y soledad (más, desde la época de pandemia), poner especial cuidado a nuestra salud mental es vital, así como también procurar no descuidar nuestra salud física.

    No obstante, igual que iniciar una rutina de ejercicios, dar comienzo a un programa diseñado para contribuir al bienestar de nuestra salud mental, podría resultar bastante complicado… Pero, como aquí no conocemos la palabra “imposible”, debo empezar diciéndote que poco a poco, pero con constancia y disciplina, podemos realizar ciertas actividades que nos ayudarán a mejorar nuestra salud mental.

    Ahora bien; de acuerdo con diversos estudios realizados y posteriormente comprobados, establecer metas simples e ir dándoles cumplimiento de forma progresiva, podría ser una excelente alternativa para afrontar nuevos retos, porque lograr objetivo tras objetivo, nos da la fuerza y la motivación necesarias para continuar construyendo hábitos nuevos.  ¡Y eso, en definitiva, es avanzar!

    Por esa misma razón, te facilitaré un tip por cada día de la semana para que los ejecutes desde ya y, si dentro de siete días te sientes cómodo(a), puedes hacerlos parte de tus rutinas diarias. Recuerda que la salud mental no es cualquier cosa.

    Día 1: Vete a la cama un poco más temprano

    No es fácil, ¡lo sé! Sobre todo, para aquellas personas que van de la mano con el noctambulismo. Pero, poco a poco, procura irte a dormir por lo menos una hora antes. Esto, con la finalidad de ir transformando para bien tu rutina de sueño.

    Día 2: Medita

    Haz el intento de respirar de manera consciente de 5 a 10 minutos. Guíate con tutoriales o con una persona conocedora de la materia.

    Día 3: Reflexiona sobre ti mismo(a)

    La autoevaluación puede ayudar a modificar la forma en cómo nos vemos a nosotros mismos y a los demás.

    Día 4: Sal a caminar

    Caminar es sinónimo de múltiples beneficios para tu cuerpo y tu mente. Hazlo al menos unos 20 o 30 minutos. Posteriormente, ve aumentando el ritmo, pero de manera moderada.

    Día 5: Escribe

    Tomarte un receso para escribir en un diario, es una de las mejores formas de desahogarte luego de un día extenuante.

    Día 6: Reduce el tiempo en las pantallas

    Nada más destructivo para tu mente que el caos del mundo actual.

    Entonces, si bien es cierto que no te estoy aconsejando que seas indiferente ante las situaciones trágicas que viven tus semejantes, me siento en la necesidad de decirte que le bajes dos rayitas a las noticias (en especial, las desfavorables), y a las redes sociales. En su lugar, lee. ¡Lee mucho! Y verás cómo se va tranquilizando y reubicando tu mente.

    Día 7: Practica la compasión

    Es un ejercicio que contribuye a disipar los pensamientos negativos de tu cabecita.

    ¿Estás listo(a) para iniciar esta misma semana?

  • In Blog

    Importancia de una buena autoestima

    Antes de hablarte un poco acerca de la importancia de una buena autoestima, primordial es aclarar que la misma no es otra cosa que la capacidad o el don que tenemos los seres humanos de reconocer nuestras virtudes y defectos, y, a pesar de estos últimos, amarnos tal y como somos.

    De hecho, gozar de una autoestima elevada es vital, ya que contribuye en gran forma con nuestro bienestar físico y mental, manteniéndonos alertas ante las señales negativas: Depresión, ansiedad, tristeza, inconformidad o poca autoaceptación, sobrecarga de pensamientos, entre otros aspectos y/o sentimientos destructivos.

    Dicho esto…

    ¿Por qué es importante una buena autoestima?

    Porque es noble con nuestra estabilidad emocional

    Cuando guardamos y mantenemos una bonita opinión de nosotros mismos, definitivamente no necesitamos la aprobación del resto. En pocas palabras, la frase “¿qué pensarán los demás de mí?” pasa a un segundo plano y deja de hacernos ruido.

    Porque alcanzamos grandes logros

    Una autoestima lo suficientemente elevada trae como consecuencia que nuestros objetivos se vuelvan más exigentes, y de esta manera, nuestras metas más difíciles.

    Posteriormente, nos sentiremos altamente capaces de alcanzarlos.

    Porque nos volvemos más atractivos

    No te imaginas el poder y la veracidad que posee la frase que cita:

    ¡Todo es cuestión de actitud!

    Es decir, todo aquello que proyectes, repercutirá de forma directa en tu entorno (tanto cercano, como lejano), y te harás notar, ya que todos experimentarán lo fantástico que es el hecho de compartir contigo, mientras tú te mantendrías aportando valor a sus vidas.

    Porque nos hace felices

    Si no estamos conformes con nosotros mismos, si no nos amamos tal y como somos, nuestra felicidad jamás estará completa… Recuerda que la autoestima es uno de los pilares del mejor estado de ánimo del mundo.

    Porque sembraremos y cosecharemos mejores relaciones

    Se ha comprobado que, cuando nos sentimos a gusto con nosotros mismos, podemos hacer más aportes positivos al entorno. No olvides que las energías positivas son contagiosísimas, así que una buena actitud, dará fuerzas y ánimos a los que nos rodean.