• In Blog

    No tienes que parecerte a nadie luego de tu operación

    Hace pocos días me escribió una chica de 19 años desde la ciudad de Nueva York, y me dijo que estaba muy emocionada porque sus padres, finalmente, le habían permitido realizarse su primera cirugía.

    Lo curioso del caso es que hizo especial énfasis en el miedo que la invadía debido a que, luego de la operación, no desea parecerse a ciertas celebridades y figuras públicas (entre modelos, cantantes, actrices, personajes de las redes sociales, etc.).

    Para ella, y para todas aquellas personas que me leen, mi recomendación es…

    No tienes que estar asustada con la operación, sea cual sea su finalidad (aumento del tamaño de las mamas, de los glúteos, etc.), pues recuerda que se te va a realizar un procedimiento de acuerdo a tus necesidades.

    No todo el mundo tiene que tener un molde específico, ni mucho menos tiene que parecerse a “X” o “Y” persona. No olvides que ¡eres tú!, ¡eres única!, y eso es lo que te hace ver súper bella y súper importante.

    Así que ¡tranquila!, que son procesos que se llevan a cabo de acuerdo a tu gusto y según las posibilidades de tu caja torácica, de tu cuerpo, de tus huesos y de tus músculos.

    Contáctame, realiza el cambio que deseas en ti y ¡sé parte de esto!

  • In Blog

    El miedo en la cirugía plástica

    Muchas personas escuchan la frase: “cirugía plástica”, y tiemblan… Las invade un terror inexplicable. Y a esas personas yo les digo, con mucha responsabilidad, que el miedo es totalmente normal, pues, cuando vamos directo hacia algo desconocido, nos genera temor e incertidumbre.

    De hecho, la primera vez que yo tuve una entrevista, estaba temblando, me comí todas las uñas, etc. Pero, al momento de comenzar a hablar, sentía menos miedo.

    Entonces, igual ocurre con la cirugía plástica, porque, reitero, todo lo desconocido nos atemoriza, nos espanta. Y esa es una de las razones que muchas veces me conllevan a transmitir en vivo, a través de mis canales, aquellos momentos en los que me encuentro realizando un proceso quirúrgico. Esto, a fin de que las personas que sientan miedo, vayan entrando en confianza, se relajen y observen todo el procedimiento.

    No olvides que el miedo es normal. Lo que no es normal es paralizarnos ante el miedo.

    De hecho, yo defino el miedo como un impulsor, y no como un muro. El miedo tiene que conducirnos, no decir que no lo vamos a hacer, sino a decir: “A pesar de…, ¡lo voy a hacer!

    Claro está que también influyen muchos otros factores, entre ellos, las habilitaciones de la clínica, del cirujano, además del click, o el match que debe haber entre el doctor y el paciente. Porque cuando no existe esa buena energía, esa confianza o esa química entre ambos, es sinónimo de un mal comienzo. Por ende, lo aconsejable es que busques a otra persona.

    Pero que el miedo no te detenga…

  • In Blog

    Cinco tips para combatir la ansiedad

    Marcados todos por un ritmo apurado y por la incertidumbre del día a día, la ansiedad, queriendo o sin querer, se ha ido introduciendo en la vida de gran parte de la población mundial, un hecho que, por mucho, no debemos normalizar…

    Por ello, si este monstruo te acompaña 24/7, dame la oportunidad de hablarte acerca de cinco tips que te ayudarán a combatirlo. Pero antes, conozcámoslo un poco…

    La ansiedad es un mecanismo natural que orilla a nuestro sistema a permanecer alerta ante ciertos hechos complejos. En otras palabras, es una respuesta del organismo frente a situaciones límites, y se caracteriza por generar sensaciones de miedo y angustia.

    Ahora, ¿quieres combatirla?

    Acude a un doctor

    Luego de reconocer que sufres de ansiedad, un paso fundamental para comenzar una batalla en su contra, es acudir a un experto.

    Recuerda que la ansiedad requiere de un tratamiento específico para cada persona en el cual se refleje la intensidad y la frecuencia del mismo en función de la necesidad de cada paciente.

    ¡No te preocupes! Ocúpate…

    Tus pensamientos influyen de forma significativa en cómo te sientes. Por ello, necesario es evitar aquellos que son irracionales, ya que invaden tu mente e intensifican tus miedos.

    ¡Haz ejercicios!

    Practicar actividad física debe formar parte de tu rutina diaria, pues lograrás evitar, en gran forma, permanecer largas jornadas frente a la pantalla de tu computadora o en tu lugar de trabajo.

    Descansa

    Descansar las horas necesarias le permite a tu organismo sentirse “como nuevo” al momento de afrontar un nuevo día. Por esa razón, establecer ciertas rutinas, al despertar y al irte a dormir, te permitirá una mejor conciliación del sueño.

    Socializa

    La tendencia a encerrarte en ti mismo o a no contar qué te ocurre o cómo te sientes, le da la “bienvenida” a episodios depresivos en tu vida. Y para nadie es un secreto que la depresión es fiel compañera de la ansiedad. Por ello, es recomendable socializar y relacionarse.