• In Blog

    Si voltean a vernos, ¡que sea por la luz que irradiamos!

    Yo sé que se siente espectacular capturar miradas en la calle gracias al tumbao’ que tenemos las mujeres. Pero, déjame decirte no hay nada mejor que, si voltean a vernos, que sea por la luz que irradiamos.

    ¡Y ya lo sé!

    Quizás te estás preguntando ahora mismo: “¿Y por qué la doctora dice eso? Si ella es cirujana plástica y, por el contrario, debería darle prioridad a la parte física…”

    Tú lo has dicho. “Debería…”

    Pero no lo hago porque, como siempre se los he hecho saber, yo elevo y doy más importancia a la parte interna de cualquier ser humano. A esa luz que todos llevamos por dentro, pero que, en el caso de muchas personas, y por diferentes motivos, se encuentra apagada.

    Y reitero… ¡Trabajemos en nuestro físico! ¡Pongámonos guapos(as) siempre! ¡Motivémonos para motivar a otros a hacerlo! Pero dándole el primer lugar, siempre, a los sentimientos, a los valores, al alma…

    Sí, a todo aquello que es intangible, pero que vale más que todo el oro en del mundo…

    Así que, sí voltean a vernos, ¡que sea por la luz que irradiamos…!