• In Blog

    La cirugía estética sigue avanzando junto con la tecnología

    La cirugía estética es una parte esencial de la vida de muchas personas. Ya sea que esté buscando mejorar la apariencia o mejorar tu salud, la cirugía estética puede ayudar. Sin embargo, hasta hace poco no se podía hacer mucho para que la cirugía fuera más segura o más eficaz. Ahora han aparecido nuevas tecnologías que permiten a los cirujanos ser más precisos al realizar procedimientos y brindar a sus pacientes mejor información sobre lo que están haciendo durante sus cirugías.

    Los tratamientos no invasivos están en auge.
    Con el avance de la tecnología, los pacientes ahora pueden realizarse procedimientos quirúrgicos con un tiempo de inactividad o molestias mínimos. Los láseres no invasivos utilizados en este tipo de procedimiento se pueden aplicar en áreas como la cara y el cuerpo sin incisiones ni puntos. También permiten tiempos de recuperación más rápidos que las cirugías tradicionales porque no hay corte real de tejido; en cambio, solo se dirige un haz de luz a su piel que causa daño a las células dentro de ella (causando que mueran con el tiempo).

    La tecnología está haciendo que la cirugía estética sea más segura, mejor y más rápida.
    Con tomografías computarizadas (TC) y otras tecnologías de imágenes que se pueden usar para ver el interior del cuerpo de un paciente, los médicos pueden determinar si hay alguna complicación con la cirugía antes de que comience. Esto evita que se cometan errores o que pacientes tengan que volver a realizarse el procedimiento más adelante.
    La cirugía con láser ha existido durante décadas, pero solo recientemente se convirtió en una opción viable para muchos procedimientos que solían requerir métodos mucho más invasivos como incisiones abiertas (cortes) o incluso anestesia general (un medicamento que lo pone fuera). Un estudio reciente descubrió que las cirugías con láser eran tan efectivas para reducir las arrugas faciales en personas mayores de 50 años como las técnicas convencionales como las inyecciones de Botox, y debido a que se realizan bajo anestesia local en lugar de anestesia general, tu rostro sufrirá menos.

    Los pacientes tienen acceso a más información que nunca.
    Ahora puedes investigar procedimientos y médicos en línea, conocer los efectos secundarios, riesgos y complicaciones, el costo de los procedimientos y los procesos de recuperación de cada cirugía. Internet ha hecho posible que los pacientes averigüen lo que implica un procedimiento en particular antes de someterse a él.
    A los pacientes también les resulta más fácil comparar a diferentes cirujanos porque tienen acceso no solo a sus propios resultados personales, sino también a los de otras personas que se han sometido a cirugía estética con resultados similares. Te recomiendo siempre acudir a un médico certificado, y que sobre todo te genere confianza. Es como una relación de matrimonio, hay que hacer clic.

    Tenemos el poder de cambiarnos a nosotros mismos, y con la tecnología podemos hacerlo más rápido y con mayor precisión que nunca. Con el auge de las nuevas cirugías estéticas que utilizan técnicas no invasivas como Bótox® no hay razón para no lucir lo mejor posible.

    Sobre la Dra. Tania Medina
    La Dra. Tania Medina es una cirujana plástica, estética y reconstructiva basada en la República Dominicana. Su misión es ayudar a todos sus pacientes a utilizar la herramienta de la cirugía plástica desde el amor propio y la aceptación para así encontrar el camino a la felicidad plena. La Dra. Medina es también presentadora, host, PLN y escritora del libro. “La Belleza de Amarme” disponible en Amazon.

    Para colocar tu cita puedes contactar al #MedinaTeam aquí.

  • In Blog

    Redes sociales: ¿Podemos vivir sin ellas?

    Cuando yo me gradué, hace aproximadamente 10 años, utilizar las redes sociales era una locura. ¡Algo totalmente negativo! Sin embargo, hoy en día, no podemos vivir sin ellas.

    Incluso, se han convertido en factor que impulsa al turismo y nos ayuda a internacionalizarnos.

    Además, otra cosa que hemos logrado romper las mujeres gracias a ellas, es el paradigma de que, por ejemplo (hablando desde mi caso porque soy cirujana plástica), la cirugía plástica siempre sea vista como un acto de vanidad.

    Y en la actualidad, hemos cambiado ese pensamiento y hemos comenzado a verla como una herramienta que nos apoya más en el ser que en el estar. Y no sólo eso; también es una vía que nos ayuda a sanar desde el amor propio y la aceptación.

    Entonces, esa parte sensible, esa parte de “game changer” (“cambiar el juego”) yo creo que tiene mucho que ver con la mujer…

    Igual, debo aclarar que no con esto estoy diciendo que nuestra vida debe basarse en las redes sociales o que sólo debemos estar 24/7 enfocados en publicar hasta nusestra forma de respirar; incluso, para mí, son un arma de doble filo.

    Sólo debemos apreder a utilizarlas, saber darles el uso adecuado para el beneficio no sólo propio, sino también del entorno…