• In Blog

    ¿Existe la rivalidad en la cirugía plástica?

    El tema de la rivalidad en la cirugía plástica muy poco ha sido tomado en cuenta debido a que, por increíble que parezca, para muchas es impensable que exista.

    Sin embargo, como en todo, sí existe una rivalidad. No solamente de mujeres contra mujeres, sino que también de hombres contra mujeres.

    Incluso, en la cirugía plástica, mi gremio, el 85% de mis colegas, son hombres. Entonces, cuando entra una mujer al juego, todo el mundo se sorprende y pone cara de espanto. Y la verdad, no entiendo por qué…

    Al contrario, las mujeres podemos ser más empáticas con otras mujeres. ¿Por qué? Porque tenemos cambios hormonales, y podemos entenderlo de la mejor manera.

    Cuando llega el embarazo, y nos “tumba todo”, también lo entendemos a la perfección.

    Es decir, nosotras somos seres sentimentales, seres emotivos, y por ello, automáticamente, la mujer puede entender mucho mejor a otra mujer.

    Además, recuerda que, en los tiempos de antes, la mujer se quedaba en la casa, hasta que por fin entendimos que podemos asumir otros roles, más allá de ser ama de casa.

    Podemos soñar, podemos ser mujeres 360, y no está mal… Así que, todo lo que queremos alcanzar, ¡lo podemos hacer!

    No olvides que las mujeres tenemos mucho que aportar al mundo laboral y profesional.

    ¡Que nadie se sorprenda!

  • In Blog

    Dios y yo…

    Todos los días madrugo para ir a trabajar, pues me encanta levantarme a las 05:00 de la mañana porque siento mucha paz y mucha armonía al iniciar el día súper temprano.

    A esa hora, luego de mis ejercicios en el espejo, lo que hago es invocar a Dios para que todo quede en sus manos. Especialmente, si me toca alguna cirugía. Y es que no importa cómo le llames: Universo, Energía Vital, Dios… Lo importante es que existe un ser superior que nos ama, nos guía y quiere lo mejor para nosotros.

    Entonces, además de tempranera, soy autocrítica, metódica, disciplinada, holística, pero sobre todo, ¡súper feliz! Un ser humano en constante evolución, ya que, lo que hoy me funciona, quizás mañana no.

    Y en este proceso de evolución, miro más hacia el ser que hacia el ego en la búsqueda de aquello que me dé paz, tranquilidad y felicidad.

    Sigo el día a día enfocándome en el hoy, pues el pasado me deprime y el futuro me llena de ansiedad, por lo cual, lo único que puedo cambiar es este día (HOY).

    Aunque algunos días sea más difíciles que otros, nunca pierdo la fe en Dios…